Atraco en Joyería de Castelldefels: Una Lección para Los Dueños de Tiendas

Existen algunos sucesos que, sean buenos o malos, se quedan en la mente del colectivo, y por lo tanto se originan diferentes versiones del hecho, sea por parte de los medios o de particulares.

Un buen ejemplo es el atraco producido en una famosa Joyería de Castelldefels, hace ya algunos meses por parte de cuatro hombres que asaltaron un centro comercial de la zona. Este evento hizo que los empleados del lugar quedasen aterrados por el alboroto. Lee la noticia completa aquí.

Como es característico de estos asaltos, los malhechores pidieron a los presentes que se tirasen al suelo de forma poco amigable, antes de que uno de los atracadores se liase a disparos un con un Mosso d’Esquadra que apareció de repente.

Si bien es cierto que los dueños y encargados de negocios vecinos se tomaron más tranquilamente todo este barullo, no dejan de estar asustados por el hecho de que pudieron ser afectados tanto de forma directa como indirecta.

Y es que lamentablemente España (específicamente Barcelona) fue hace poco víctima de dos atentados terroristas en diferentes locaciones, produciéndose alarma entre los presentes y cercanos en el momento de escuchar los disparos.

Eventos antes del ataque

Eran apenas las 11 de la mañana en el centro comercial Anec Blau de Castelldefels, y el complejo se preparaba para recibir a sus primeros visitantes luego de haber transcurrido el fin de semana. Ya la joyería Jose Luis se encontraba abierta y una encargada asesoraba a una clienta como de costumbre.

Justo en ese momento 4 hombres vestidos con monos de trabajo, sombreros y gafas de sol (al buen estilo de los “Blues Brothers” combinados con “La Casa de Papel”) irrumpen de manera sorpresiva en este negocio de esquina destrozando cuanta vitrina tienen por delante.

Sus intenciones no se hicieron esperar y se apropiaron de todo aquello que era costoso; anillos, pendientes y colgantes fueron el botín predilecto, absteniéndose de llevar relojes tal y como se refleja en un video grabado por una persona ubicada en la tienda de enfrente.

En el mismo video se puede ver que uno de los miembros de la pandilla salía y entraba para percatarse de que no hubiese muchos testigos. Fue un asalto que duró aproximadamente dos minutos o posiblemente menos tiempo.

El desenlace del suceso

Ninguna persona en su sano juicio se habría acercado a “hacerse el heroe” o al menos a mirar de cerca, pero ese no fue el caso del Mosso d’Esquadra que se encontraba en una peluquería cercana. El funcionario al enterarse del hecho, salió disparado de la silla en la que le acicalaban.

Es entonces cuando el agente del orden entra a la joyería y acciona su arma contra los perpetradores del robo, de modo que éstos salen de la joyería rápidamente luego de momentos confusos, que los presentes de la joyería no pudieron relatar a causa del miedo.

Quizás la persona que mayormente colaboró con los Mossos fue la dependienta del local, a fin de recabar pistas para atrapar a los criminales. La encargada pudo reparar en la indumentaria de los malhechores, pero a pesar de ello faltan pistas para atraparlos en un futuro.

Por otro lado, este evento deja como enseñanza que, aunque las joyerías se encuentren ubicadas en la entrada de un centro comercial, el factor seguridad es un elemento que no se puede descuidar, por lo que se deben instalar los dispositivos de seguridad del caso.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)